Veronica Roth es una novelista estadounidense, muy conocida por la trilogía DIVERGENTE, compuesta por DIVERGENTE, INSURGENTE y LEAL. Sus novelas se han convertido en best sellers, con más de 11 millones de copias vendidas. Ha recibido numerosos premios. Estos incluyen el Premio Goodreads por Libro Favorito del año 2011, y en el 2012 fue ganadora del premio Goodreads a la mejor Fantasía & ciencia ficción para jóvenes adultos.

Los aspirantes a escritores pueden aprender mucho de Veronica Roth, que escribió el primer borrador de DIVERGENTE en las vacaciones de invierno durante su último año en la universidad y vendió los derechos de publicación antes de que se graduara en 2010.

Aquí cinco lecciones de escritura de Veronica Roth.

 

 1. Los accidentes no son parte del argumento.

Una buena novela tiene una trama sólida pero los puntos de giro en la historia no ocurren por accidente. Como Roth ha expuesto en su blog, «mi protagonista no puede entrar en un accidente de coche. Y no solo porque nunca ha estado en un coche, sino debido a mi regla, de que la trama no puede avanzar por algo que sucede por accidente». Todos hemos leído historias donde la trama no avanza por las acciones del protagonista, sino a través de la suerte y una buena sincronización, y no son muy convincentes. Roth demuestra su regla en la trilogía de forma excelente. La trama de DIVERGENTE es impulsada por las acciones de sus personajes, lo que nos lleva a otra lección de escritura.

Evite las casualidades en el argumento de una novela Clic para tuitear
Un error común del autor principiante es emplear un «Deus Ex Machina» a la hora de resolver un conflicto en una historia. ¿Y qué es el Deus Ex Machina? Se denomina «Deus Ex Machina» a toda trama que se resuelve a través de un elemento, personaje o fuerza externa que no haya sido mencionado con anterioridad y nada tenga que ver con los personajes ni la lógica interna de la historia. Dicho en otras palabras: sacar de la manga un personaje que lo soluciona todo. Era algo común en el teatro griego, pero hoy el lector lo siente como si le hubiesen hecho trampa.

Un error común del autor principiante es emplear un «Deus Ex Machina» a la hora de resolver un conflicto en una historia. ¿Y qué es el Deus Ex Machina? Se denomina «Deus Ex Machina» a toda trama que se resuelve a través de un elemento, personaje o fuerza externa que no haya sido mencionado con anterioridad y nada tenga que ver con los personajes ni la lógica interna de la historia. Dicho en otras palabras: sacar de la manga un personaje que lo soluciona todo. Era algo común en el teatro griego, pero hoy el lector lo siente como si le hubiesen hecho trampa.

 2. Personajes que hacen avanzar la trama.

Los personajes son los responsables de hacer avanzar la trama de una novela, especialmente el protagonista, por ser, como Roth afirma en su blog, «al menos parcialmente responsable de las cosas que suceden en la historia». De esta manera, los personajes son los que hacen que sucedan cosas, a través de las decisiones que toman, ya sea bajo presión o no. Y la belleza de la regla es que si el personaje había hecho una elección diferente, la trama se habría movido en una dirección diferente, que no es el mismo caso cuando la trama avanza por accidente.

Beatrice “Tris” Prior es un personaje coherente

 3. Los personajes tienen que ser coherentes.

Roth sorprendió a sus numerosos fans con el final de la trilogía DIVERGENTE. Pero se mantuvo fiel al personaje que había creado en Tris, y el final es el resultado de quién es Tris. Sus acciones y decisiones a lo largo de las novelas muestran sus pensamientos y sus luchas internas. Aunque cambia mucho durante la trilogía, su esencia interior es consistente a través de todos ellos.

 4. Utilice sus recursos.

Una novela es un conjunto apretado y compacto de personajes, hechos y lugares que  están relacionados con la finalidad de crear una trama. Si agrega demasiados caracteres aleatorios y lugares, los lectores podrían querer saber más sobre ellos, porque suponen que son importantes. Roth dice, «siempre use algo que ya estaba allí, en vez de introducir algo nuevo». La adición de demasiados personajes puede confundir al lector, especialmente si los nuevos personajes están desempeñando un papel que puede ser realizado por uno existente con quien el lector ya está familiarizado.

 5. Manténgase fiel al mundo.

Roth explica este principio en otra entrada de su blog. «Trato de ser tan injusta como es el mundo.  Elimino un personaje cuando tengo que hacerlo, y yo realmente no pienso en si es una decisión equilibrada. Tris pierde a ambos padres; Tobias y Christina no pierden  a ninguno. No es justo de cualquier manera, pero para mí es  honesto. La muerte es parte de la vida y si su historia trata de una guerra, entonces la muerte de los personajes queridos ayuda a mostrar la oscuridad de ese mundo. Permanezca fiel al mundo oscuro que pueda haber creado en su novela; incluso si eso significa que tiene que “matar” a personajes que no merecen morir».

 Escrito originalmente en inglés por Georgina Roy