Uno de los 10 errores clásicos al escribir una novela es escribir un comienzo sin agarre. Los buenos principios son fundamentales para enganchar al lector.

Amazon permite leer de manera gratuita el 10 por ciento del libro. Si en esas páginas usted no logró atraer la atención del lector, lo más seguro es que no compre su libro.

Esto es especialmente importante para los autores noveles.  Uno de cada dos lectores tomará la decisión de leer un libro de un autor que no conoce si pertenece a alguno de los géneros que  suele leer, pero si no logra interesar al lector en ese 10 por ciento, perderá un potencial lector para siempre.

Hay autores que se recrean al inicio de la historia con detalles intrascendentes del protagonista: cómo se levanta, el camino al trabajo…

Otros comienzan con largas descripciones: el salón de una casa, el pasado de la protagonista, el  estado anímico del héroe, o incluso con un reporte detallado del tiempo.

Hay principios de novelas antológicos. Aquí algunos ejemplos de buenos principios:

ANNA KARENINA, de Leon Tosltoi

Todas las familias se parecen; las desdichadas lo son cada una a su modo.

ORGULLO Y PREJUICIO, de Jane Austen

Es una verdad mundialmente reconocida que un hombre soltero, poseedor de una gran fortuna, necesita una esposa.

 EL SEÑOR DE LOS ANILLOS, de J.R.R. Tolkien

Cuando el señor Bilbo Bolsón de Bolsón Cerrado anunció que muy pronto celebraría su cumpleaños centesimodecimoprimero con una fiesta de especial magnificencia, hubo muchos comentarios y excitación en Hobbiton.

LA METAMORFOSIS, de Frank Kafka

Una mañana, al despertar de un sueño intranquilo, Gregorio Samsa se encontró en la cama  transformado en insecto monstruoso.

 EL EXTRANJERO, de Albert Camus

Hoy ha muerto mamá. O quizá ayer. No lo sé. Recibí un telegrama del asilo: «Falleció su madre. Entierro mañana. Sentidas condolencias.» Pero no quiere decir nada. Quizá haya sido ayer.

EL GUARDIÁN ENTRE EL CENTENO, de J.D. Salinger

Si de verdad les interesa lo que voy a contarles, lo primero que querrán saber es dónde nací, cómo fue todo ese rollo de mi infancia, qué hacían mis padres antes de tenerme a mí, y demás puñetas estilo David Copperfield, pero no tengo ganas de contarles nada de eso. Primero porque es una lata, y, segundo, porque a mis padres les daría un ataque si yo me pusiera aquí a hablarles de su vida privada.

 EL GATO NEGRO, de Edgar Allan Poe

Ni espero ni pido que alguien crea en el extraño aunque simple relato que me dispongo a escribir. Loco estaría si lo esperara, cuando mis sentidos rechazan su propia evidencia. Pero no estoy loco y sé muy bien que esto no es un sueño. Mañana voy a morir y quisiera aliviar hoy mi alma. Mi propósito inmediato consiste en poner de manifiesto, simple, sucintamente y sin comentarios, una serie de episodios domésticos. Las consecuencias de esos episodios me han aterrorizado, me han torturado y, por fin, me han destruido.

EL ALEPH, de Jorge Luis Borges

La candente mañana de febrero en que Beatriz Viterbo murió, después de una imperiosa agonía que no se rebajó un solo instante ni al sentimentalismo ni al miedo, noté que las carteleras de fierro de la Plaza Constitución habían renovado no sé qué aviso de cigarrillos rubios; el hecho me dolió, pues comprendí que el incesante y vasto universo ya se apartaba de ella y que ese cambio era el primero de una serie infinita.

TRES TRISTES TIGRES, de Guillermo Cabrera Infante 

Showtime! Señoras y señores. Ladies and gentlemen. Muy buenas noches, damas y caballeros, tengan todos ustedes. Good-evening, ladies & gentlemen. Tropicana, el cabaret más  fabuloso del mundo…

EL VIEJO Y EL MAR, de Ernest Hemingway

Era un viejo que pescaba solo en un bote en la corriente del Golfo y hacía ochenta y cuatro días que no cogía un pez.

CUENTOS DE AMOR, DE LOCURA Y DE MUERTE, de Horacio Quiroga

Su luna de miel fue un largo escalofrío. Rubia, angelical y tímida, el carácter duro de su marido heló sus soñadas niñerías de novia.

EL CAPITAN ALATRISTE, de Arturo Pérez-Reverte

No era el más honesto ni el más piadoso, pero era un hombre valiente.

Los siguientes ejemplos son libros kindle que han sido bestsellers de Amazon. Usted puede evaluar por sí mismo si son buenos principios de libros.