Muchos expertos en la edición de libros creen que la cubierta es la herramienta No. 1 del marketing de un libro. La cubierta de un libro hecha por un aficionado se distingue de un vistazo. No hay duda de ello.

Hay cinco elementos a considerar para evaluar la buena portada de un libro:

  1. El título debe ser grande y fácil de leer. Esto es más importante que nunca. Los ebooks no se venden en un estante de librería, se venden en las tiendas online. Muchos usuarios usan sus teléfonos inteligentes para hacer una compra por lo que la primera prioridad en el diseño debe ser el título legible. Hay algunos especialistas que consideran que el binomio portada-título puede definir en gran medida la compra de un libro.
  2. No se olvide de revisar una imagen de la cubierta en miniatura.¿Es la portada convincente en un tamaño pequeño? ¿Cómo se ve en blanco y negro? Cada vez más gente está comprando libros en un kindle o un dispositivo móvil, por lo que la cubierta debe verse con claridad a una escala muy pequeña (del tamaño de un sello de correos). También debe preverse cómo se verá en escala de grises porque los lectores más recurrentes leen en Kindle. Según informaciones de Amazon España casi el 50 % de las compras en España se hacen desde un kindle.
  3. Evite un carnaval de tipografrías (fonts). Por lo general una cubierta no debe utilizar más de dos tipos de tipografías. Pero tampoco deberá usarse la misma tipografía para el título y para el nombre del autor. No utilice cualquiera de los siguientes tipos de letra en ninguna circunstancia: Comic Sans o Papyrus. Estas fuentes solo son aceptables si está escribiendo un libro de humor.
  4. Imágenes apropiadas. No utilice su propia obra de arte o las ilustraciones de sus hijos en la portada. Hay algunas raras excepciones a esto, pero vamos a suponer que usted no es una de ellas. Es casi siempre una mala idea. Tampoco debe usar imágenes que ha encontrado en Google, pueden tener derechos de copyright. Hay muchas bases de datos que ofrecen fotos libres de regalías, por ejemplo CanStockPhoto o iStockphoto. Algunas reglas básicas para seleccionar la imagen de portada son: primero, simple es mejor; segundo, tiene que causar reacción emocional inmediata, y tercero, no debe ser demasiado compleja o con muchos colores.
  5. Colores acordes al género. De acuerdo al género del libro —romance, thriller, histórico, humor— será apropiada determinada paleta de colores. Revise los colores de libros publicados en el género que está escribiendo. Por ejemplo, en misterios y thrillers es común la combinación de negro y rojo; romance se mueve en colores sepias y pasteles; mientras que en los libros de humor o chick lit  abunda el blanco y los colores brillantes.

Por último: no diseñe su propia cubierta. Las únicas personas que pudieran diseñar sus propias cubiertas son los diseñadores gráficos profesionales.

Consejo adicional: no a las fotos con salida del sol. No a las fotos del atardecer. No a las fotos del océano. No a las fotos de nubes esponjosas.