El comienzo de un libro tiene que enganchar o perderá a sus lectores.

El comienzo de un libro siempre ha sido importante. Ahí han quedado para la posteridad algunos inicios antológicos de inicios de libros como LOLITA, CIEN AÑOS DE SOLEDAD e HISTORIA DE DOS CIUDADES por mencionar algunos. (Ver algunos inicios aquí).

Pero no es a ese primer párrafo al que nos vamos a referir en este artículo.  Es a las primeras páginas del libro, en particular al primer capítulo, a un comienzo que enganche.

Uno de cada dos lectores leerá una nueva obra si conoce al autor, es decir si ha leído algo del autor con anterioridad.  Si lo decimos en términos positivos  —viendo la mitad del vaso lleno—,  1 de cada 2 lectores le dará una oportunidad de lectura a un autor desconocido. Si usted es un autor novel esto no es una mala noticia. De cada 10 lectores, 5 se arriesgarán a leer una obra de un autor desconocido.

Entonces usted dirá que las oportunidades que tiene no son tan malas. Uno de cada dos lectores pueden estar interesados en la lectura de un autor novel.

Pero… aquí va la mala noticia: 9 de cada 10 lectores dejarán de leer si no logró engancharlos en el primer capítulo.

Esta información proviene de un estudio realizado por la empresa NetGalley que se dedica a hacer estudios de mercado de preventa de libros, lo que se llama en inglés «advance reading copies» o ARC. NetGalley condujo una investigación para saber cuando un lector abandonaba la lectura. El resultado se puede apreciar en el siguiente gráfico: el 90 % de los lectores abandona la lectura en el primer capítulo.

El libro que se muestra a continuación tuvo más éxito. Su tasa de finalización de lectura promedia el 40 por ciento.  La investigación concluyó que como promedio un lector da chance a un libro al leer las primeras 50 a 100 páginas.

La primera vez que se observó este fenómeno, los investigadores pensaron que podría ser el resultado de ofrecer los libros de forma gratuita, por lo que realizaron una encuesta adicional que confirmó que las personas se dieron por vencidas porque realmente no les gustaba el libro. O bien no les gustaba el estilo de la escritura, no se identificaban con el personaje principal o simplemente «no era un libro para mí». Más de un lector declaró: «Yo aguanto entre 50 y 100 páginas de cualquier libro, pero después de eso no sigo adelante si no me gusta el libro».

Los investigadores afirman que «intercambiaron datos e información con algunos ejecutivos de alto nivel de una “determinada empresa en Seattle” que tiene datos en millones de lectores» y confirmaron lo que habían descubierto. Los lectores no siguen más allá de las primeras 50 a 100 páginas en más de la mitad de los libros. ¡Guauu!

Entonces ¿cuál es la lección? En el mundo actual con infinitas distracciones se necesita capturar la atención del lector dentro de las primeras 50 a 100 páginas. El enfoque del siglo XIX de 100 páginas de largas introducciones, descripciones, prólogos o explicaciones del propio libro no funcionan con el lector del siglo XXI.

Si son mujeres, tiene 50 páginas, tal vez hasta 100, para atraerlas. Si son hombres, solo tendrá 30 páginas para lograr ese objetivo. Los hombres son simplemente más volubles, las mujeres perseveran algo más. Aunque los hombres, una vez que pasan esas 30 páginas son más propensos a terminar el libro.

Pongámoslo en números:

 De 100 lectores solo 50 se arriesgarán a leer el libro de un autor desconocido.

De esos 50 lectores, 45 abandonarán la lectura después del primer capítulo si no los logró enganchar (el lector sigue leyendo porque quiere saber: ¿qué va a pasar ahora?).

En resumen, de 100 posibles lectores se quedará con 5 lectores si no los logra enganchar en el primer capítulo.

Dicho en otras palabras: uno de los factores que definirá su éxito de ventas no es que usted sea un autor novel, sino que su historia enganche en el primer capítulo.

¿Y por qué el primer 10 % del libro es tan importante?

Porque Amazon permite descargar o ver el primer 10 % del libro de manera gratuita.  Para un libro de 200 páginas serán las primeras 20 páginas, para uno de 300 serán las primeras 30. Mientras más corto su libro menos páginas tendrá para lograr el objetivo de enganchar al lector.

Si su libro es muy corto es aconsejable pasar toda la información que no sea exclusivamente de lectura para el final: dedicatoria, prólogo, página de copyright, índice…  de esa manera puede ganar unas páginas más en ese 10 %.

A modo de colofón: si usted es un autor novel su objetivo principal es enganchar al lector y pasar la prueba del comienzo del libro, esas primeras 50 páginas son cruciales.