Jennifer Handford quedó como primera finalista en el concurso Amazon Breakthrough Novel del 2010. La novela HIJAS POR UN TIEMPO (Daughters for a Time) fue un rotundo bestseller. La revista People la clasificó de “desgarradora, un debut resonante sobre la infertilidad, el cáncer y la adopción”.

Gracias a Amazon Crossing la novela fue traducida al alemán y también al español. El trayecto recorrido por Jennifer Handford es una historia de éxito en Amazon. Pero ella considera que es un constante proceso de aprendizaje.

Tres libros publicados y todavía estoy aprendiendo

Por Jennifer Handford

Mi primer libro, HIJAS POR UN TIEMPO, me tomó años terminarlo, porque escribí sin una escaleta (outline), sin un plan preconcebido. Antes de que me diera cuenta, estaba alternando entre varios documentos en mi PC que sumaban más de trescientas páginas de escritura desorganizadas, bocetos de los personajes y notas. Estaba haciendo malabarismos con un puñado de personajes y sus historias de fondo, mientras que, al mismo tiempo, trataba de empujar la trama hacia adelante. Igualmente investigaba acerca de países que conocía poco (China e Italia), convirtiéndome en una experta en cáncer e infertilidad y en el aprendizaje del lenguaje de un chef de repostería.

Había tantos elementos que me pareció que el esfuerzo era realmente como hornear. Si había medido incorrectamente o añadido un ingrediente en el momento equivocado, toda podía explotar o implosionar. Escribía sin rumbo, sin saber a dónde iba, como el enigma en Alicia en el país de las maravillas. En un momento dado, mi primer manuscrito era tan ambicioso, que parecía que le estaban creciendo múltiples cabezas y extremidades. Necesitaba un hacha. Tomé mi manuscrito y lo corté a una historia corta manejable (tal vez cincuenta páginas de texto). Ese fue el nuevo plan. En lugar de escribir una novela, escribiría una historia corta. Una vez que lo hice pude volver a respirar. De repente, pude ver con claridad y sabía exactamente quiénes eran mis personajes y a dónde iban. Todo al fin tenía sentido. A partir de ahí, hice un plan, documenté e hice un esquema capítulo por capítulo. Y debido a que tenía sentido, permití que creciera de nuevo. Pero esta vez yo estaba al mando.  Una novela había nacido.

Mi segunda novela, ACTOS DE CONTRICIÓN, me enseñó una lección diferente, que tenía que ver con el ritmo y el momento de revelar información clave. En este libro, mi personaje principal, María, es una mujer casada y madre de cuatro hijos. Ella ama su vida, pero esta se sostiene sobre una gran mentira: su exnovio, Landon, no su marido, es el padre de su primera hija (el resultado de un mal paso solo unas semanas antes de su matrimonio). Al principio, hay indicios del pasado de María con el exnovio y la importancia de su relación. También hay alusiones a que Tom, su marido, siempre ha cuestionado su relación con Landon. En mi primer proyecto, María no iba a revelar la verdad (quién es el padre biológico de su hija) hasta alcanzar exactamente la mitad del libro. Pensé que esa estructura crearía una situación con más suspense. Después de trabajar con mi editor, llegué a ver que la retención de información vital al lector estaba comprometiendo la credibilidad de María, y decidimos que compartir con el lector «el secreto», daría a él o a ella un sentido de inclusión y también construiría la confianza con el personaje principal. Así que, a pesar de que Tom, el marido de María, no descubre la verdad hasta casi la mitad de la novela, el lector lo sabe antes. Hay mucho que decir acerca de cómo, los escritores, desarrollamos y revelamos a nuestros personajes principales (que deben ser agradables en el sentido de que hay que crear una relación profunda  con ellos), y cómo narramos nuestras historias a fin de hacer que el lector se sienta parte de ellas desde el principio.

Mi tercer libro, LA LUZ DE LAS FLORES OCULTAS, relata el viaje de una heroína moderna Mi personaje principal se despierta una mañana y se da cuenta de que ella tiene treinta y cinco años de edad, su amado padre ha muerto, y la vida se le está yendo entre las manos. Decide aventurarse en un exótico viaje y recibe mucho más de lo que había esperado. Termina en la empobrecida India, y al mismo tiempo vuelve a conectar con un amor perdido, luego trata desesperadamente de ayudar a un adolescente que está pasando por tiempos difíciles. Este libro trata acerca de encontrar el valor, pero no en el sentido de la espada y el escudo, sino a través de «abrirse» para mostrar la vulnerabilidad. Al revelar esa vulnerabilidad, cada uno de mis personajes se convierte en un estudio con matices. Missy, mi personaje central, era casi demasiado inteligente como para tomar un riesgo en la vida; ella sabía que la seguridad se puede encontrar en el grueso de la curva de una campana, no en sus bordes delgados y afilados.  Joe, su amor, era un veterano de guerra, pero nada estereotipado o fácilmente definible. Esta historia no trata necesariamente de llegar del punto A al punto B, tiene que ver más con la lucha en la búsqueda, en el camino, sin que los objetivos estén claramente definidos, así como con los sentimientos y las justificaciones que surgen durante ese recorrido.

Aun así, el argumento (plot) siguió siendo vital. Como escritores, debemos recordar siempre que algo tiene que estar en peligro en la historia que contamos, y en primera instancia, ese algo tiene que ser interesante.

Algo tiene que estar en peligro en la historia que contamos Click Para TwittearYa estoy trabajando duro en mi cuarto libro. Una vez más, me estoy encontrando a mí misma en un nuevo territorio. En este libro, en capítulos alternos, cambio entre dos personajes, uno en los tiempos de hoy en día y otro en 1964. Muchas lecciones saldrán de este viaje, y como los he delineado con claridad, voy a transmitir las perlas de sabiduría que he reunido a lo largo del camino.