Marta Sebastián Pérez es una  escritora madrileña ganadora del Premio Eriginal Books en romántica con su novela  Sueño de Cristal.

Este verano Marta está participando en el Premio Literario Amazon 2017 con MIRADAS PERDIDAS. La novela ha tenido una buenísima  acogida por los lectores amantes del género romántico. Pero lo más llamativo es que  ha trascendido a ese sector de lectores. ¿La razón? Marta ha imbricado en la historia de amor una trama de suspenso (la protagonista es acosada por un desconocido).

Hoy Marta Sebastián viene a Eriginal Books para hablar de su obra.


Masta Sebastián en la presentación de Sueño de Cristal

Eres una acérrima defensora de la novela romántica ¿por qué?

Creo en el amor, creo que las mayores locuras de nuestra vida las hacemos por amor, los mayores sacrificios, las mayores idioteces… Las lágrimas más sinceras son por desengaño y las risas más regeneradoras son las que compartes con esa persona especial…

Creo, sinceramente, que la culpa de mi fe en el amor la tienen mis padres, que se conocieron a los 16 años y a día de hoy están juntos y enamorados. Cuando vives en un hogar así… Es fácil ser romántica.

Además, no hay nada que cure más las heridas que un buen abrazo y un beso profundo. Por muy cursi que suene. El ser humano necesita esperanzas para vivir y el corazón es nuestro motor. Aunque a veces necesitamos que sea un libro el que nos lo recuerde.

Y creo que es necesario defender este tipo de literatura porque constantemente vemos “ataques” hacia la misma. Estoy cansada de que digan que está llena de cliches, que no tiene calidad, que todas las portadas son iguales (no es por nada, pero creo que si ven mis portadas, no son parecidas a ninguna otra; por ejemplo)… Las defensoras clásicas dicen que el mayor problema es que la literatura romántica está escrita, en su mayoría, por mujeres y dirigida a mujeres… Y, claro, vivimos en un mundo que aún lo gobiernan los hombres… Yo no quiero centrar esto en una lucha de hombres contra mujeres, porque además considero que la novela romántica puede gustar a ambos géneros y que el centralizarlo en uno solo hace que los lectores varones no se atrevan a reconocerlo.

En definitiva, creo que hay muchísima calidad entre los escritores de romántica y que ya es hora de que nosotros mismos nos atrevamos a decirlo en voz alta.

Sin embargo, tus novelas entretejen en la trama determinados problemas de la vida real y tú misma reconoces que no es la clásica historia “chico conoce chica”. ¿No es una ambivalencia que defiendas el género y que te alejes de fórmulas ya usadas con éxito?

Todo tiene que ir evolucionando. Cada vez tenemos lectores más exigentes y tenemos que estar preparados para concederles lo que ellos quieren.

También creo que deberíamos hacer una diferencia entre Novela Romántica y Novela Rosa. Sin despreciar a ninguna. Muchas veces se equiparan o, más bien, se confunden y parece que la novela rosa ha absorbido a la romántica. Es por eso que cuando hablas con lectoras (como ya hemos indicado la mayoría son mujeres) muchas dicen que obras como Cumbres Borrascosas, Romeo y Julieta, Los puentes de Madison o El amor en los tiempos del cólera (por citar algunas) NO son novelas románticas.

Y yo no quiero compararme, ni muchísimo menos, a estos grandes escritores (ojalá algún día llegue a escribir las maravillas que ellos hicieron), pero sí son algunos de los autores de los que me emborraché en mi adolescencia y creo que por eso tengo una versión de la novela romántica más alejada del típico cliché.

La literatura, además, no solo debe entretener, también tiene que reflejar nuestra sociedad, tiene que hacernos pensar y crear conciencia de qué mundo queremos. Y si queremos romper con ese estereotipo del que hablábamos antes de “literatura hecha por y para mujeres” hay que abrirse, hay que enriquecerse… Y tiene que hacerse más real para que todo el mundo pueda sentirse identificado y pensar “Esto me podría pasar a mí”.

¿Puedes contarme algo (sin spoiler) de la trama de  MIRADAS PERDIDAS?

Nunca se me ha dado muy bien hacer sinopsis, son muchos días de trabajo para resumirlo todo en unas solas líneas.

En MIRADAS PERDIDAS conocemos a Aldara, una escritora de éxito que empieza a recibir anónimos. Cuando lo denuncia a la policía, ésta le quita importancia. Sin embargo, ella no se queda tranquila y decide llamar a una agencia de detectives. Como la vida está llena de casualidades, el detective al que le asignan el caso, Raúl, es un viejo amor, la única persona que le ha roto el corazón y al que hacía más de 5 años que no veía.

A lo largo del libro nos vamos encontrando con los dos puntos de vista y vamos dando pequeños saltos en el tiempo entre los sucesos del presente donde tienen que averiguar quién es la persona que acosa a Aldara y que poco a poco va envalentonándose más y más; y el pasado en el que se conocieron con la intención de que el lector sepa por qué han llegado a ese punto.

Algunos lectores opinan:

“Me tuvo en vilo todo el tiempo sin saber quién era el sospechoso acosador”.

“Un thriller de los buenos, amenazas, allanamientos, detectives privados que se toman de forma muy personal sus casos”.

“Una lectura que nos habla de amores pasados, esos que nunca olvidas, que recuerdas con melancolía o con rabia pero que sabes que darías todo por volver a sentir”.

“Acoso acompañado de mucho suspense ya que nunca llegas a vislumbrar cual será el siguiente escenario”.

“Marta Sebastián se ha superado con esta novela, introduciendo una trama de suspense e intriga que hace que no quede tan claro que ‘solo’ se trate de una ‘novela romántica más'”.

“Te enganchará enseguida y te llevará a experimentar un torbellino de sentimientos”.

¿Esperabas esta aceptación? ¿Crees que te has superado a ti misma?

Todo el mundo cuando escribe y publica desea que su libro, su pequeñín, tenga una gran acogida. Al final estamos dando al público algo muy íntimo nuestro. Y nos esforzamos por ir dando lo mejor de nosotros. Y los escritores tenemos nuestro pequeño ego que nos dice al oído que nos merecemos tener éxito y que nuestra novela va a triunfar… Es inevitable.

Pero luego tenemos que tener los pies en el suelo y ser realistas y mirar a nuestro alrededor y ver la gran “competencia” (no me gusta usar esa palabra porque no considero que un libro sea el enemigo de otro) que hay… Y acabamos diciendo la típica frase de “yo solo quiero que me lean”. Sí, claro que quiero que me lean… Pero cuanta más gente me lea más probabilidades hay de poder dedicarle más tiempo a esto.

Así que, respondiendo a tu pregunta (soy escritora, me dejas hablar y me enrollo como las persianas). Mi parte realista no se lo esperaba aunque lo deseaba. Y no es que no me lo esperaba porque la obra no se lo merezca, si no porque hay tantos grandes compañeros… Que es un honor que la gente me conceda el beneficio de la duda y me lea.

Sobre si me he superado a mi misma… Creo que los escritores tenemos que ponernos el reto de ir mejorando en cada novela, nuestro lectores se lo merecen. A mí me gusta ponerme retos, me gusta ir creciendo poco a poco y seguir superándome a mi misma en cada una de mis novelas.

¿Cuál sería el lector ideal de Miradas perdidas?

Es cierto que Miradas Perdidas  ha sido mi primera inmersión en el género del thriller, pero la parte romántica sigue siendo la más importante del libro.

A todos nos gustaría decir que nuestro lector ideal son todos, que cualquiera puede leer nuestra novela y eso sería lo perfecto, porque sería enriquecedor para todos. Tenemos demasiada tendencia a encasillarnos en un tipo de lectura y nos cerramos nosotros mismos las puertas.

Creo que mi lector ideal es aquel que quiera leer una historia de amor real, sin empalagamientos, sin príncipes azules, con personajes que cometen los mismos errores que cometeríamos nosotros… Y todo mezclado con una dosis de intriga y suspense. Un lector que quiera redescubrir el género y darse cuenta de que no todo son estereotipos. Es una lectura amena, con toque de humor, que engancha…

Tengo una sorpresa.  A los tres primeros lectores que estén dentro del perfil del lector ideal de Miradas perdidas y  dejen un comentario en este post recibirán el libro kindle de regalo. ¿qué te parece?

¿Qué te voy a decir? Me encanta la iniciativa y te doy las gracias, por mi parte porque me das la oportunidad de que me sigan conociendo y por parte de esos tres lectores que pueden conseguir el libro.

Gracias a ti por tu tiempo. Y los que están leyendo esto y estén interesados en leer MIRADAS PERDIDASS, ya saben le mándamos el Kindle de regalo a los tres primeros interesados.  Ahora quisiera que los lectores conocieran más a la persona detrás de la escritora ¿puedes contestar algunas preguntas personales?

Claro que sí.

AUTORA AL DESCUBIERTO: MARTA SEBASTIÁN PÉREZ

¿Cuál es su máxima en la vida?

Todas las mañanas saludo en twitter con la frase “Que nada ni nadie nos borre la sonrisa”. Y al final eso es lo que le pido a la vida. Tener un motivo para seguir sonriendo, estar con mi familia, con mis amigos, poder seguir disfrutando de esta pasión y oficio que es escribir…

¿Cuál es su mayor logro?

 En lo familiar, mis dos hijas, verlas crecer felices, buenas y cariñosas. En el ámbito que podríamos llamar laboral, seguir siempre adelante, creer en mis sueños y luchar por ellos.

¿Cuál es su mejor virtud?

Intento tratar a los demás como me gustaría que me trataran a mí, me considero una persona generosa, tolerante y solidaria.

¿Cuál es su mayor defecto?

Te diría que peco de inocente a veces pero, como no considero un defecto, me quedo con que soy muy cabezota.

¿Cuál es su mayor miedo?

Soy madre, mi mayor miedo es que mis hijas no sean felices, que les pase algo.

¿Cómo describiría la felicidad?

Hay tantas cosas: ese momento en el que la inspiración te invade y no te deja que pares de escribir; estar tirada en el sofá viendo una película en familia; los domingos comiendo en casa de mis padres; las reuniones familiares en Galicia… Como ves para mí la felicidad radica en esos pequeños detalles, esos momentos que a veces no valoramos y sin los que la vida no sería la misma.

¿Hay algo de lo que se arrepiente en la vida?

Intento no arrepentirme de las cosas porque mis decisiones, correctas o incorrectas, son las que me han llevado a este punto. No vale la pena arrepentirse, hay que aprender de los errores y seguir adelante.

¿Cuál es su ocupación favorita cuando no está escribiendo?

 Antes pintaba mucho, pero ya no tengo espacio en casa para los cuadros. Leer y el baloncesto son mis dos aficiones predilectas.

¿Cuál es la pregunta o comentario más frecuente de los lectores?

 Lo que más me suelen repetir es que mis libros enganchan, cosa que me encanta claro.

¿Personaje histórico con el que más se siente identificado?

 Identificado creo que con ninguno, admirar a muchos: Jane Austen, Mandela, Becquer…

Si pudiera ser cualquier otra persona, animal o cosa ¿qué le gustaría ser?

Mi gato. Sin preocupaciones, recibiendo mimos cuando quiera…

¿Qué pregunta no le han hecho nunca?

Me he pasado un buen rato dándole vueltas, creo que tengo unos conocidos muy cotillas y me han preguntado de todo.

¿Qué recomendación harías a los autores noveles?

Que nunca se rindan, que los sueños están para cumplirlos. Pero que trabajen mucho. Que una novela no se termina cuando se pone la palabra fin. Que lo corrigen, que lo dejen en manos de un profesional, que vale la pena invertir un poco para que el resultado sea el mejor posible… Y que no duden en pedir ayuda. Que estamos para ayudarnos unos a otros. Siempre se dice que el escritor es un ser solitario pero no es así. Escribimos en soledad pero eso es todo. El resto del tiempo, la mayoría, estamos para ayudarnos y comprendernos.