Pillar Muñoz Álamo es  autora de las novelas Un café a las seis,  Los colores de una vida gris,  Ellas también viven y ¿A qué llamas tú amor?

Pilar, nacida en Córdoba y licenciada en Psicología, tiene una visión crítica, pero constructiva, de la vida, la sociedad y en particular, de la actitud hacia la mujer, visión que se refleja en su escritura.

La novela Un café a las seis compite en el Premio Literario Amazon, 2017, y es uno de los pocos libros que cuenta con una calificación de 5 estrellas, con más de 14 reseñas.

Pilar Muñoz Álamo ha venido hoy a Eriginal Books para hablar de esta novela:  Un café a las seis dedicada “A quienes se atreven, a quienes arriesgan, a quienes luchan”.


¿Puedes decir de qué va la historia (sin spoilers)?

La historia gira en torno a la vida de Raquel, o más que a la vida… al sentir de Raquel ante el presente y ante la sombra de un pasado que no la deja vivir en paz. Es profesora de primaria, madre de dos hijos, casada, con una vida cómoda y aparentemente equilibrada. Pero no es feliz. Ella se declara frustrada porque ha terminado siendo lo que no buscaba, lo que en un principio no deseaba. Pero sobre todo, porque se le quedó anclado el corazón a una figura del pasado que nunca ha podido olvidar, a pesar de su lucha interna, constante y agotadora.

Después de 25 años, su amiga Lourdes organiza un encuentro con todos sus compañeros del C.O.U. y ella se debate entre asistir o no. Porque será, para todos ellos, una ocasión perfecta para saludarse de nuevo y conocer de primera mano en lo que han desembocado sus vidas; pero para ella, para Raquel, acudir a esa cita podría implicar también el hecho de encontrarse frente a frente con sus fantasmas.  Y de ser así, no sabe si saldría indemne de allí.

Uno de sus lectores dijo: «Este libro no está hecho con palabras, sino con sentimientos». ¿Qué quiso decir?

Hay estilos narrativos técnicamente impecables, con un manejo exquisito del lenguaje, de la gramática, de la sintaxis…, literarios y bellos en su forma de describir escenarios o contar los hechos que van aconteciendo. Todo ello es muy válido en la mayoría de los géneros o en la mayoría de las escenas. Pero cuando estamos ante una novela intimista en la que las emociones cobran un papel relevante en la trama, narrar bien no basta, describir bien no basta, hay que transmitir, el escritor debe conseguir que el lector sienta lo que previamente ha sentido él al recrear la escena en su mente, antes de traspasarla al papel. Cuando eso se consigue, el lector no lee, siente. Las palabras se transforman en sentimientos plasmados sobre el papel.

Al hablar de esta novela, siempre digo que he puesto el corazón en ella. He puesto el corazón al escribir la historia de Raquel y, por los comentarios de vuelta que estoy recibiendo, los lectores también parecen apreciarlo así, afortunadamente.

En otra de sus novelas, Los colores de una vida gris, la protagonista conquistó el corazón de los lectores. ¿Piensa que en Un café a las seis,  Raquel también lo logre?

Estoy convencida de que Raquel lo logrará en mayor medida, incluso, que Olga, la protagonista de Los colores de una vida gris. Porque si bien Olga va experimentando una evolución personal a lo largo de la novela que la va acercando progresivamente al lector, en Un café a las seis Raquel es tan cercana, tan real, tan humana, tan parecida a muchísimas de nosotras -en su forma de sentir y en su vida cotidiana- que empatizar, y hasta identificarse, con ella desde la primera página no va a resultar difícil en absoluto.

En la portada dice «Unas veces, no podemos huir del pasado. Otras, no deseamos escapar de él» ¿En Un café a las seis  Raquel huye del pasado?

Raquel ha estado mucho tiempo huyendo del pasado porque siempre lo ha creído irrecuperable y ponía en peligro, además, su presente, tal y como lo tenía concebido. Pero nunca ha terminado de conseguirlo, nunca ha podido escapar de él. O quizá es que en el fondo no quería escapar para no renunciar a un sueño de vida… Ese conflicto interno es el que necesita aclarar de una vez por todas para, como ella misma dice, «Vivir o terminar de morir».

¿Cómo describirías al lector ideal para Un café a las seis?

El lector ideal es aquel que está dispuesto a implicarse, que no quiere ser testigo de esta historia, sino partícipe de ella, dejándose llevar, sintiendo al compás de Raquel, de Gonzalo, de Juanma, dispuesto a extrapolar a su propia vida las reflexiones que vierten los personajes y comprobar hasta qué punto se identifica con ellos, está de acuerdo o en desacuerdo con ellos. Aquel que no rehúye las emociones ni le tiene miedo a adentrarse en una historia de amor –o de desamor- más real de lo que a priori podría pensar.

¿Cómo pueden comunicarse los lectores contigo?

Fundamentalmente, a través de correo electrónico: ellastambienviven@gmail.com También pueden hacerlo a través de los comentarios en mi página de Facebook: “Pilar Muñoz.Página literaria”, en mi blog: “Blog literario de Pilar Muñoz”, o en Twitter: @PILARMUOZALAMO.

¿De acuerdo? Y para los lectores aquí dejo el enlace  de UN CAFÉ A LAS SEIS. Ver en Amazon


.


AUTORA AL DESCUBIERTO: PILAR MUÑOZ ÁLAMO

¿Cuál es su máxima en la vida?

Vivir y dejar vivir. Disfrutar de lo positivo de cada momento, sin perder de vista la esencia real de las cosas, luchando por conseguir las que de verdad nos enriquecen, que no suelen ser otras que aquellas con nombre abstracto.

¿Cuál es su mayor logro?

Ser capaz de conseguir lo que me propongo, incluso lo que en principio me parece difícil (aunque aquí he de matizar que tengo los pies en la tierra, ¿eh? J )

¿Cuál es su mejor virtud?

La paciencia.

¿Cuál es su mayor defecto?

La autoexigencia.

¿Cuál es su mayor miedo?

El sufrimiento, más mental que físico.

¿Cómo describiría la felicidad?

Como el estado de bienestar que te invade cuando disfrutas de un momento que está en consonancia con tu forma de ser y de sentir, con tu manera de entender la vida, con tus instintos. Y no la defino como un estado general, sino puntual. La felicidad se mide por momentos, así lo pienso.

¿Hay algo de lo que se arrepiente en la vida?

Podría enumerar varias cosas, pero no lo voy a hacer. Porque es fácil arrepentirse de algo a toro pasado, cuando la experiencia, la madurez y otros múltiples factores permiten hacer ahora un análisis radicalmente distinto al del momento en que tomamos la decisión. Además, de todo se aprende; y a veces, una mala experiencia termina por convertirse en la mejor maestra 😉

¿Cuál es su ocupación favorita cuando no está escribiendo?

La lectura.

¿Cuál es la pregunta o comentario más frecuente de los lectores?

El comentario más frecuente gira en torno a mi capacidad para describir las emociones, les sorprende que pueda hacerlo de una forma tan real, tan vívida. La pregunta que suele venir a continuación es si la situación que describo en la novela o el relato la he vivido yo, porque no se explican entonces cómo puedo expresarlo con tanto realismo.

¿Personaje histórico con el que más se siente identificado?

De forma genérica, con aquellas mujeres que han sido pioneras a lo largo de la historia, que han abierto brecha para las que venían detrás. No es que me sienta identificada en el sentido de ser como ellas (que no lo soy, por desgracia), sino porque me hubiera gustado muchísimo conseguir alguna conquista de ese tipo.

Si pudiera ser cualquier otra persona, animal o cosa ¿qué le gustaría ser?

¿El sol? Puestos a soñar, ¿para qué andarnos con pequeñeces?, ja,ja,ja.

¿Qué pregunta no le han hecho nunca?

Esta.

¿Qué recomendación harías a los autores noveles?

Me da mucho respeto hacer recomendaciones, no me creo con autoridad suficiente, ni creo estar en posesión de la verdad como para hacerlo. Pero aventurándome, les diría que la escritura es una carrera de fondo, que el de escritor es un oficio que consigue aprenderse con tiempo y dedicación, práctica y teórica, y que no escatimen por tanto en recursos para aprender, porque es lo único que los terminará haciendo grandes (con independencia de que acaben siendo o no famosos). Lo que perdura a lo largo del tiempo, lo que consigue hacerse con lectores fieles y lo que, en todo caso, termina abriendo un hueco estable en el mundo literario es el buen nombre del escritor, no el título de una novela. Esto último, por mucho éxito que tenga, no deja de ser efímero.

Mark Miller, otro escritor exitoso de Amazon

Cualquiera que siga la lista de bestsellers de Amazon durante este verano habrá visto un nombre no conocido: Mark Miller. Mark Miller es un nuevo autor que ha llegado a ocupar por varias semanas los primeros puestos en las listas de los libros más vendidos...

Los ojos de la muerte, de Eba Martín Muñoz

Muchos conocerán a Eba Martín por la saga Seres Malditos. Esta escritora vasca, residente en Madrid está compitiendo en el Premio Literario Amazon 2017 con el psicotriller Los ojos de la muerte, uno de los primeros títulos en alcanzar el No.1 en la...